www.EducacorCristiano.com
Pastor Elio Escofet
7001 SW 86 AVE, MIAMI, FL 33143
305-270-3783
ElioEscofet@aol.com



EL MENSAJE A LAS SIETE IGLESIAS


Parte Primera

Todo cristiano debería leer, meditar y pedir revelación a Dios sobre el mensaje a las siete iglesias, que se encuentran en Apocalipsis capitulo uno, versículo uno, al capitulo tres, versículo 22. Para algunos, éste mensaje muestra la condición de los siete tiempos por lo que ha pasado, y pasa la iglesia de Cristo, desde su fundación, hasta la Segunda Venida de Cristo. Este punto de vista puede ser cuestionable, se pude creer en siete tiempos diferentes o no por la que la Iglesia pasa, pero lo que si es seguro que este mensaje de Dios, nos manifiesta los siete tipos diferentes de iglesias que han existido, y existen hasta el final de los tiempos. Muestra las condiciones reales de la iglesias de Cristo en todo momento. No existen ni seis o menos tipos de iglesias; ni ocho o más tipos de iglesias. El cristiano debe mirar con cuidado en que lugar esta metido, porque nos guste o no, cualquier iglesia cristiana en cualquier momento, refleja la condición espiritual de alguna de las siete iglesias mencionadas en este mensaje.

El hombre tiene una forma de mirar las cosas que no es necesariamente la forma en que Dios la mira, la Palabra nos dice:

Isaías 55:9 Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.

Por ello es común que el hombre cristiano, mirando humanamente las cosas, se llegue a formar ideas completamente apartadas de lo que Dios nos dice, que mida por conceptos del mundo en que vivimos a las cosas que son espirituales, que se impresione o no por lo que tiene delante de los ojos, sin meditar que piensa nuestro Dios. Un Cristo camino de la Cruz es quizás lo menos triunfador que se pueda imaginar, sin embargo, el Cristo crucificado es el mayor logro, el mayor regalo de Dios al hombre

! Cuidado con lo que miras !

1 Samuel 16:7 Y Jehová respondió á Samuel: No mires á su parecer, ni á lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová mira no lo que el hombre mira; pues que el hombre mira lo que está delante de sus ojos, mas Jehová mira el corazón.

Esta forma de mirar las cosas se ha visto reflejada ampliamente en la forma de ver a las iglesias locales en todo momento. Para el cristiano carnal, una iglesia local, con gran templo, con grande recursos, llena de hermanos, coros impresionantes, prédicas grandilocuente, y cosas parecidas, puede llegar a llenar el concepto de “la gran bendición de Dios”, confundir cantidad con calidad, bienes materiales con bienes espirituales, títulos impresionantes con el llamado de Dios; son cosas que vemos en cada momento. Confundirse es común, hoy día vivimos en un mundo de confusión.

Lo que no necesariamente nos quiere decir que tener una iglesia grande en cantidad, sea siempre símbolo de derrota espiritual, se puede ser grande delante de Dios tanto en la cantidad como en la calidad.

!Cuidado con los extremos!


Laodicea versus Esmirna

El mensaje a Laodicea es el mejor ejemplo puesto por Dios de lo que puede ser una iglesia grande en número y recursos, pero muy, pero que muy mala espiritualmente hablando

Re 3:14 ¶ Y escribe al ángel de la iglesia en LAODICEA: He aquí dice el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios:

Re 3:15 Yo conozco tus obras, que ni eres frío, ni caliente. Ojalá fueses frío, ó caliente!

Re 3:16 Mas porque eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.

Re 3:17 Porque tú dices: Yo soy rico, y estoy enriquecido, y no tengo necesidad de ninguna cosa; y no conoces que tú eres un cuitado y miserable y pobre y ciego y desnudo;

Re 3:18 Yo te amonesto que de mí compres oro afinado en fuego, para que seas hecho rico, y seas vestido de vestiduras blancas, para que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.

Re 3:19 Yo reprendo y castigo á todos los que amo: sé pues celoso, y arrepiéntete.

Re 3:20 He aquí, yo estoy á la puerta y llamo: si alguno oyere mi voz y abriere la puerta, entraré á él, y cenaré con él, y él conmigo.

Re 3:21 Al que venciere, yo le daré que se siente conmigo en mi trono; así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.

Re 3:22 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice á las iglesias.

Tibieza espiritual denota un conocimiento carnal de Dios al poner la mira no en el Reino de Dios y su justicia, sino en la añadidura, ver la vida por la cantidad y no por la calidad que Dios espera de nosotros. La tibieza es un estado del cristiano carnal que impulsa al hombre a amar al mundo, he infiltrar en la igelsia local las ideas mundanas. La frialdad es el desconocimiento de Dios. El caliente es la verdadera comunión con Cristo, por ello es que la tibieza es un vomitivo para Dios. El caliente conoce a Dios, el frío es el mejor candidato para conocerle.

Fijate hermano como la riqueza material, sea dinero, o bienes puede ser para Dios un estorbo y no una bendición. Como el hombre carnal confunde, pensar que el ser rico materialmente es símbolo siempre de bendición divina, es el mismo error cometido por los mismos apóstoles que vieron en la riqueza material la señal inequívoca de Dios con el hombre, pero recuerda lo que Dios dice, y vea el contexto.

Mateo 19:24 Mas os digo, que más liviano trabajo es pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios.

Marcos 10:25 Más fácil es pasar un camello por el ojo de una aguja, que el rico entrar en el reino de Dios.

Lucas 18:25 Porque más fácil cosa es entrar un camello por el ojo de una aguja, que un rico entrar en el reino de Dios.

Miserable, pobre, ciego, y desnudo son calificativos muy severos, y mas si vienen de parte de Dios, pero son los adecuados y correctos para los que ponen la mira en lo que tiene delante de los ojos, los que miran carnalmente y no como Dios nos mira. No siempre la bendición material denota una bendición espiritual de parte de Dios.

Mira como Jesús en 3.20 nos dice que el no estaba dentro de Laodicea, sino fuera, esperando que le abran para entrar. Si tu estas dentro de una iglesia estilo Laodicea, te diría sal de ahí, porque en ese lugar no está el Maestro. A la iglesia de Laodicea le falta vestiduras blancas símbolo inequívoco de la santidad de Dios.

Oro refinado:

Se refiere sin duda en primer lugar a una doctrina sana, apartada de la contaminación del mundo, apartada de falsos milagros engañosas, que casi siempre están relacionados con riquezas humanas, en falsos maestros con doctrinas de demonios que contaminan la verdadera doctrina cristiana.

La vida del cristiano bíblico en su mejor momento es sencilla, pura honesta, limpia. Para conocer a Dios hay que buscarle, estudiarle, el cristianismo comienza en la sencilla, y al vez profundas enseñanzas del Maestro, el Sermón del Monte es la primer base bíblica del cristianismo. ¿Conoces este Sermón, sus profundidades, su grandeza? Nos enseña a vivir el Reino de Dios en la tierra. Vea usted a un cristiano que siga como base este Sermón del Monte, si se parece en algo al cristiano de la iglesia de Lodicea. Compare y vea. No te dejes confundir. Busca a Cristo primero, que la añadidura llegará en su momento. No olvides nunca que para Dios lo importante no es lo que tienes, sino lo que eres en Cristo Jesús.

!Cuidado con Laodicea que para Dios era y es la peor de las iglesias cristianas!

Que Dios os bendiga

Pastor Elio Escofet

Nota: Pronto la segunda parte.

Envie su Comentario