Pastor Elio Escofet
7001 SW 86 AVE, MIAMI, FL 33143
305-270-3783
ElioEscofet@aol.com


MENSAJE A LAS SIETE IGLESIAS

Parte Dos


Esmirna versus Laodicea

Re 2:8 ¶ Y escribe al ángel de la iglesia en SMIRNA: El primero y postrero, que fué muerto, y vivió, dice estas cosas:
Re 2:9 Yo sé tus obras, y tu tribulacion, y tu pobreza (pero tú eres rico), y la blasfemia de los que se dicen ser Judíos, y no lo son, mas son sinagoga de Satanás.
Re 2:10 No tengas ningún temor de las cosas que has de padecer. He aquí, el diablo ha de enviar algunos de vosotros á la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación de diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.
Re 2:11 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice á las iglesias. El que venciere, no recibirá daño de la muerte segunda.

Es uno de los mensajes más cortos, es un mensaje a una iglesia cargada de tribulaciones, de problemas. Es una iglesia que pensando como mide el hombre los triunfos, la impresión que puede darnos Esmirna, humanamente hablando, es la de un grupo de derrotados. De un grupo, que posiblemente fueran pocos, en la que en vez de darle “palos al diablo”, frase muy comida por los días de hoy, pues tal parece que el diablo es el que le da los palos a la “pobre iglesia de Esmirna”. Sin embargo para el Señor es la única iglesia que verdaderamente estaba bien, la única que no recibe ninguna amonestación, solo elogios. Se destacan en este mensaje, la frase del Señor, obras tribulación y pobreza. Palabras que para muchos parecen malas palabras que hay que sacar del vocabulario de cualquier prédica de super fe. Eso de tribulación y pobreza no encaja con el cristianismo moderno de confiesalo y recibelo. Yo creo que la Biblia misma se responde cuando la leemos como Dios dice:

Joh 6:28 ¶ Y dijéronle: ¿Qué haremos para que obremos las obras de Dios?
Joh 6:29 Respondió Jesús, y díjoles: Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado.

Ante la pregunta de que hacer para obrar como Dios dice, pues la respuesta divina no puede ser aparentemente mas simple, creer en Jesús, Puede parecer una respuesta fácil con un cumplimiento sencillo, pero como todas las cosas de Dios, encierra una sabiduría que para el simple, el que no medita en las Sagradas Escrituras se confunde y confunde a otros. Cuando vamos a la Biblia tratando que justifique lo que previamente creemos, nos lleva a un camino de grandes errores, mas cuando vamos a la Biblia como alumnos obedientes, para aprender y poner por obra, seguro que nuestro fin es de gloria. El ejemplo de la conversión de Pablo nos aclara ampliamente lo que para Dios significan verdaderas obras de oro y plata. Pablo es el apóstol de los gentiles, el maestro que Dios dispuso para enseñarnos, pero no solo en sus doctrinas, sino en su vida, su ejemplo personal debe estar muy presente en la vida que nos toque vivir.

Ac 9:5 Y él dijo: ¿Quién eres, Señor? Y él dijo: Yo soy Jesús á quien tú persigues: dura cosa te es dar coses contra el aguijón.
Ac 9:6 El, temblando y temeroso, dijo: ¿Señor, qué quieres que haga? Y el Señor le dice: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que te conviene hacer.

Mire usted, el hermano Pablo inmediatamente entiende que el que dirige, manda y decide, es el Señor, y el obedece. ¿Cuantas veces le decimos Señor que tu quieres que yo haga?. Tal parece que en muchos casos Dios es el que debe obedecer y nosotros mandar.
Recuerdo en una ocasión cuando una de estas personas de las enseñanzas de super fe, que nos gastamos hoy en día, hizo públicamente una impresionante oración de fe que terminó con la frase: “Espíritu Santo yo te ordeno que vallas y hagas lo que yo pido”. Y no creo que hubiera mala fe, solo era el producto de malas doctrinas, versículos bíblicos sacados de contexto, mal unidos, que forman las doctrinas que se predican actualmente en muchos lugares.

Ac 9:13 Entonces Ananías respondió: Señor, he oído á muchos acerca de este hombre, cuántos males ha hecho á tus santos en Jerusalem:
Ac 9:14 Y aun aquí tiene facultad de los príncipes de los sacerdotes de prender á todos los que invocan tu nombre.
Ac 9:15 Y le dijo el Señor: Ve: porque instrumento escogido me es éste, para que lleve mi nombre en presencia de los Gentiles, y de reyes, y de los hijos de Israel:
Ac 9:16 Porque yo le mostraré cuánto le sea menester que PADEZCA POR MI NOMBRE.

La obras de Dios están altamente relacionadas con el padecer por su nombre, sin embargo, lo común es ver y pensar en obras de grandes ministerios, aviones privados, hoteles de lujo, alfombras mullidas, grandes salones donde el oro cae del techo, y cosas parecidas que denotan el concepto pagano que se tiene muchas veces de lo que significa obrar y padecer por Cristo.

Re 2:10 No tengas ningún temor de las cosas que has de padecer. He aquí, el diablo ha de enviar algunos de vosotros á la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación de diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.

Es otra de las doctrinas básicas que se desprenden del mensaje a Esmirna, el de ser probados, el de que le demostremos a Jesús no lo que decimos , no la fe que predicamos, sino lo que vivimos realmente:

Santiago 1:22 Mas sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos á vosotros mismos.

Se que es muy atractivo estar en una iglesia estilo Laodicea, es además muy popular, se que estar en una iglesia estilo Esmirna, ni es popular ni es atractivo, pero recuerda que es mas importante obedecer a Dios ante que a los hombres. Esmirna puede parecer un camino cargado de espinas, algo no agradable, pero mira el premio del Señor: la corona de la vida. Recuerda que si quieres ser un verdadero discípulo de Cristo:

Mateo 16:24 ¶ Entonces Jesús dijo á sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese á sí mismo, y tome su cruz, y sígame.

No significa lo antes dicho que siempre estemos cargados de problemas, recibiendo palos del diablo, ni con los pantalones rotos y no tener ni para comer, lo que se desprende del mensaje a Esmirna es que debemos estar dispuesto a pasar por las malas y por las buenas, el apóstol Pablo lo explicó claramente:

Php 4:11 No lo digo en razón de indigencia, pues he aprendido á contentarme con lo que tengo.
Php 4:12 Sé estar humillado, y sé tener abundancia: en todo y por todo estoy enseñado, así para hartura como para hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad.
Php 4:13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Que Dios os de conocimiento y entendimiento.

Pastor Elio Escofet

Envie su Comentario